🎄  Disfruta del mejor jamón Carrasco con un 10% de descuento. Utiliza en tu compra el cupón NAVIDADCARRASCO 🎄

La bellota en la alimentación del cerdo ibérico

Tiempo de lectura: 5 minutos

La bellota es fundamental en la alimentación del cerdo ibérico. Según recientes investigaciones, lo que comen los cerdos influye en un 70% en el resultado final del jamón. De hecho, el tipo de alimentación de los cerdos ibéricos es el principal factor que determina la calidad del producto final.

Debido a que el cerdo ibérico tiene la capacidad genética de infiltrar grasa en el músculo, una alimentación adecuada es fundamental para obtener las peculiares características que tiene su carne: textura untuosa y sabor exquisito. Además, desde el punto de vista nutricional, su consumo es beneficioso para la salud.

Por tanto, para conseguir una carne de la más alta calidad es imprescindible que el cerdo base su alimentación durante una época de su vida en el fruto de encinas, robles y alcornoques: la bellota.

Tipos de bellotas con las que se alimenta el cerdo ibérico

La bellota es el fruto de encinas, alcornoques, quejigos y robles. La mayoría de los campos y dehesas están poblados mayormente por los tres primeros. Aunque a simple vista pueda parecer que todas las bellotas son iguales, lo cierto es que el cerdo ibérico prefiere algunas sobre otras.

A continuación, vamos a explicarte cuáles son las diferencias entre cada una de las bellotas según el árbol:

Bellotas de Encina

La Encina, cuyo nombre científico es Quercus ilex, es un árbol de hoja perenne, con una altura que llega hasta los 15 m y cuya vida puede alcanzar hasta los 700 años. Durante la época de la montanera, de noviembre hasta marzo, se da el fruto de la bellota

Es la bellota más dulce y, precisamente por eso, la preferida del cerdo ibérico. Es la que más aporta al cerdo ibérico y es principalmente la que se aprovecha durante la montanera.

Bellotas del Quejigo

Las bellotas del Quejigo, Quercus faginea, son las de maduración más temprana que las de la encina y el alcornoque. De hecho, la mayoría de las dehesas se forman por bosques mixtos con estas especies para prolongar la montanera del cerdo. 

Al ser las primeras bellotas que maduran y caen, el cerdo ibérico suele empezar a comer este tipo a partir de la segunda quincena de septiembre y durante el mes de octubre.

Bellotas del Alcornoque

El nombre científico del Alcornoque es Quercus Suber. Este árbol, además de ser importante por su fruto, lo es también por parte de su madera, ya que de ahí proviene el corcho. 

En el caso de las bellotas, su caída es un poco más tardía. Las características del fruto del Alcornoque es algo más amargo que los anteriores.

¿Qué beneficios aportan las bellotas al jamón?

beneficios bellota

Una de las principales propiedades de la bellota es el ácido oleico. De hecho, que las bellotas contengan un alto contenido en ácido oleico, las convierte en un protector cardiovascular. Además, es una buena fuente de fibra, carbohidratos complejos, vitaminas y minerales.

En el ácido oleico radica la importancia de este fruto en la alimentación del cerdo ibérico, al ser un ácido graso monoinsaturado de la serie Omega 3. Este aporte de ácido oleico que la bellota da al cerdo ibérico no solo influye en el sabor o la textura de los jamones, también en sus propiedades

Además, le aporta al jamón el aroma inconfundible a dehesa y la textura untuosa que hace que cada bocado se deshaga en nuestro paladar. 

Los cerdos ibéricos de bellota, ¿solo comen este fruto?

Aunque la respuesta te pueda parecer obvia, conviene aclararlo porque hay mucha confusión. Los cerdos son animales mamíferos que, como tales, se crían con leche materna desde que nacen hasta que alcanzan los 23 kilos aproximadamente.

Tras el destete materno, los animales son alimentados con piensos naturales hasta que llega la época de montanera. La bellota es un fruto que tiene una estacionalidad y que sólo se da en una época del año, de octubre a marzo. Por lo que la montanera será ya la última etapa de su vida.

Pero la riqueza de la dehesa es aún más amplia para el cerdo ibérico. De hecho, no solo se puede alimentar de bellota. También se encuentran brotes de hierbas aromáticas, pastos naturales y frutos silvestres que proporcionan al cerdo ibérico una dieta completa, muy importante para su alimentación. 

Además, en este hábitat, el cerdo se encuentra en pleno y continuo ejercicio físico. Todo esto favorece que la carne del cerdo ibérico sea más fina, menos concentrada de líquidos superfluos y más completa en glucógeno. 

Por eso, el sabor único del cerdo ibérico de bellota no solo depende de este fruto, sino también de la leche, los piensos de alta calidad, las hierbas de la dehesa y el ejercicio realizado por el animal. Por supuesto, la cantidad y calidad de la bellota que consuman los cerdos ibéricos es un factor determinante que también afecta directamente al jamón.

Psss… ¡si quieres comprar un jamón de bellota 100% ibérico visita nuestra tienda online!

Las bellotas, protagonistas de la montanera

La montanera tiene lugar desde mediados de octubre o principios de noviembre hasta finales de marzo. En esta época del año, la bellota ha madurado lo suficiente para caer de los árboles y servir de alimento a los cerdos.

En ese momento, los cerdos ibéricos son trasladados a la dehesa, un espacio singular y con una gran biodiversidad. En España este terreno se calcula que abarca entre 4 y 5 millones de hectáreas repartidas entre Extremadura, Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

En el caso de los cerdos ibéricos 100% de bellota de Carrasco, provienen de cerdos que campan en las 800 hectáreas de nuestras dos fincas ubicadas en la localidad extremeña de Jerez de los Caballeros. Las bellotas proceden principalmente de encinas

Los cerdos de raza Carrasco se alimentan de unos 10 kilos de bellotas al día, pero también comen raíces, hierbas y todo lo que la dehesa les ofrece. Como durante unos cinco meses se mueven mucho buscando alimento y agua, van desarrollando la musculatura y, como ya hemos comentado, infiltrando grasa. Así, poco a poco van engordando hasta alcanzar un peso ideal.

¿Cuándo se comienza la alimentación con la bellota?

bellota jamon iberico

Como se ha explicado anteriormente, la montanera es la fase final de engorde del cerdo ibérico y donde el animal obtiene todo su sabor y textura característica. El cerdo ibérico se alimenta de forma natural con lo que va encontrando en el campo: bellota, hierbas y diferentes frutos.

El comienzo de la alimentación con bellotas de los cerdos ibéricos empieza a partir de sus 10 meses de vida. Antes, con el fin de que los animales desarrollen bien su esqueleto y adquieran el peso ideal, son alimentados con piensos de calidad. 

De hecho, los ganaderos de cerdo ibérico 100% de bellota siempre tenemos en cuenta que haya un equilibrio entre bellota y hierba, así como la cantidad de cerdos que se alimentan en la dehesa.

El cerdo ibérico suele entrar en montanera con 80-90 kilos de peso y, durante los aproximadamente 4 meses que suele durar, dobla su peso hasta los 170-180 kilos. Los cerdos, durante este periodo, suelen comer diariamente unos 8 kilos de bellota y entre 2-3 kilos de hierbas y pastos naturales. Esta dieta hace que engorden al día entre unos 800 gramos y 1 kilo.

Desde Carrasco Ibéricos esperamos que te haya gustado este post y que sigas descubriendo más sobre el mundo del cerdo ibérico 100% de bellota. Por último, como curiosidad: los cerdos ibéricos tienen la destreza de pelar las bellotas, desechando la cáscara, lo que evita la irritación de su intestino. Es decir, solo consumen la parte beneficiosa y sabrosa del fruto.

Te invitamos a seguir nuestras novedades y consejos a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

 

0 comentarios

Posts relacionados

ven a conocer nuestros productos

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda