Nueva añada 2020 de embutidos ibéricos | Carrasco Ibéricos
Nueva añada de embutidos

NUEVA AÑADA 2020 DE EMBUTIDOS DE BELLOTA IBÉRICOS CARRASCO

Los productos de bellota ibéricos, igual que los vinos, tienen añadas. La bellota, como la uva, tiene su temporalidad y sus características en función de la climatología, y es la que va a marcar la añada del producto. La bellota es el fruto de la encina, que se da de octubre a marzo, momento en la que los cerdos ibéricos se alimentan libremente en la dehesa de este manjar.  

Durante este pasado 2019-2020 la bellota fue abundante y de gran tamaño, y las lluvias, aunque tardías, consiguieron dejar un campo húmedo y verde perfecto para la alimentación de nuestros animales.  

Las primeras piezas de embutidos ibéricos de bellota de Carrasco, correspondientes a esta campaña 2020 reposan en nuestros secaderos de Guijuelo desde enero de este mismo año. Ahí han permanecido durante estos 6 meses, aproximadamente, que es lo que dura su proceso de curación óptimo, recibiendo los vientos secos de la Sierra de Gredos y Béjar, de forma natural.

¿Por qué hay distintas calidades de embutidos ibéricos y los de Carrasco Ibéricos se sitúan entre los más selectos?

Por dos razones, la alimentación de nuestros animales, y la diferenciación en la elaboración.

La carne de nuestros embutidos procede de cerdos ibéricos de bellota de raza propia, la raza Carrasco, criados en libertad en la dehesa extremeña durante la época de montanera, de octubre a marzo, y alimentados de bellotas. Somos una de las pocas marcas que integra la cría del animal en su proceso de elaboración, de manera que tenemos una trazabilidad absoluta de nuestros productos. La bellota, el fruto de la encina, es rica en ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado avalado por numerosos estudios como beneficioso para la salud, que le aporta además esa untuosidad y sabor característico.

En el caso del salchichón y del chorizo de bellota ibéricos de Carrasco, además, la gran diferencia viene por las carnes que se usan para su elaboración. Se seleccionan uno a uno, manualmente, los llamados cortes nobles del cerdo ibérico: la presa, el secreto y la pluma. Estas carnes que habitualmente son piezas codiciadas por los mejores restaurantes, en ese caso se mezclan y se utilizan como ingrediente clave en su elaboración. La calidad de las carnes y el uso de estos cortes nobles marca la diferencia de nuestros embutidos.

Después se condimentan con los ingredientes propios de cada uno, como la característica pimienta en grano en el salchichón de bellota ibérico o el Pimentón de la Vera en el chorizo de bellota ibérico, que le aporta ese color rojo intenso y brillante. Después se embuchan y se deja curar en los secaderos de Guijuelo durante seis meses, recibiendo los vientos secos de la Sierra de Gredos y Béjar, de forma natural.

Además de estas dos reconocidas piezas, no podemos dejar de mencionar nuestro famoso lomo ibérico de bellota de tripa natural, reconocido por los que más saben y la crítica gastronómica, de color anaranjado, veteado gracias a la infiltración grasa que aporta la bellota, aroma intenso y sabor jugoso e inconfundible.

Tanto el lomo como nuestros embutidos de bellota ibéricos, llevan décadas formando parte de los mejores restaurantes de nuestro país. Nuestro lomo ibérico de bellota Carrasco ha sido catalogado por la crítica gastronómica como “El mejor de España”, y eso nos hace sentir muy orgullosos.

Propiedades de los embutidos de bellota ibéricos

No debe preocuparnos comer este manjar en plena revolución de la vida sana, porque forma parte de ella. De hecho, desde la Sociedad Española de Nutrición se afirma que “el cerdo ibérico es un olivo con patas”, porque sus propiedades coinciden con muchas de las que posee el AOVE. Por lo que, consumido con moderación, es beneficioso para nuestra salud por la cantidad de beneficios que puede aportarnos:

  • Nos aportan una gran dosis de proteínas gracias a los aminoácidos esenciales que contiene.
  • Son ricos en grasas monoinsaturadas debido a la alimentación basada en bellotas (este fruto seco está compuesto por más de un 65% de ácidos grasos saludables), lo que lo convierte en un alimento antioxidante y antiinflamatorio a nivel vascular.
  • Al igual que el jamón ibérico de bellota, poseen un alto contenido de ácido oleico, por lo que su consumo nos puede ayudar a reducir el colesterol.
  • Poseen grandes cantidades de hierro de fácil absorción.
  • Son ricos en vitamina B1 y B3 (muy beneficiosa para la prevención de la diabetes o la artritis).

Lanzamiento nueva añada 2020

Es ahora, durante el mes de julio, cuando damos a conocer y a probar nuestros embutidos de bellota ibéricos de esta nueva campaña 2020. El momento perfecto de consumo, coincidiendo con el verano. Temperaturas óptimas que permiten disfrutar del producto en su máximo esplendor de sabores, apariencia brillante y texturas melosas.

Aprovecha este mes de julio y entra en nuestra tienda online para descubrir estos nuevos sabores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print

Recibe nuestras novedades

0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoIr a la tienda
      Calcular envío
      Aplicar cupón

      ¿Quieres ser #CarrascoFan?

      Suscríbete y recibe un 5% de descuento en todos los productos de nuestra tienda online