¿Cómo empezar a cortar un jamón ibérico?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando compras un jamón de calidad es imprescindible saber cómo empezar a cortar un jamón ibérico. Queremos que puedas disfrutar al máximo el sabor de este producto. Por eso, vamos a contarte todo lo que necesitas saber para que puedas aprovechar tu pieza de la mejor manera para poder aprovechar al máximo esta exquisitez. Empezamos.

Los utensilios imprescindibles para cortar jamón

Lo primero es contar con las herramientas adecuadas para llevar a cabo la tarea. Disponer de unos buenos utensilios te va a permitir realizar el corte con más precisión para conseguir un resultado excelente. Estos son los elementos que no pueden faltar, ¡apúntalos para no olvidarte!

  • Jamonero: el sitio en el que se coloca el jamón sin duda es uno de los elementos más importantes. En el mercado se pueden encontrar una gran variedad de ellos. Elegir uno que cuente con movilidad te ayudará en la tarea al tener la pieza siempre recta. Además, podrás darle la vuelta de manera sencilla cuando toque.
  • Cuchillo jamonero: cuenta con una hoja larga, fina y flexible perfecta para el loncheado.
  • Cuchillo de carnicero: se emplea para retirar la corteza.
  • Puntilla: es necesario para deshuesar la pieza.
  • Pinza: se usa para retirar las lonchas cortadas.
  • Afilador: conocido como chaira te ayudará a mantener los cuchillos afilados.

Con estos utensilios, llega el momento de ponerse manos a la obra y empezar a cortar el jamón.

Cómo empezar a cortar un jamón ibérico paso a paso

Todo empieza con la colocación del jamón en el jamonero. La pezuña quedará hacia arriba exponiendo la parte de la maza, es la primera que debe consumirse para disfrutar de todo su sabor. Es importante que te asegures que está firmemente sujeto y queda en una posición horizontal. Con todo ello listo comienzan los pasos del corte. A continuación te los explicamos uno a uno para que puedas ir guiándote y tus lonchas queden perfectas para compartir o claro, para disfrutar en soledad.

Apertura del jamón

Vamos con el primer paso. Hay que empezar por la zona de la caña y con el cuchillo destinado a la corteza. Lo primero es realizar una incisión en la parte alta de manera perpendicular al hueso posteriormente, realizarás un corte en forma de cuña tres dedos por debajo para retirar la grasa y los tendones que se encuentran en esa zona

Descortezar la parte a consumir

Llega el momento de retirar la grasa amarilla del jamón conocida como corteza. Es importante realizarlo de manera paulatina según se consume el jamón para evitar que se seque. Es mejor siempre cortar de menos que de más, así que, en este sentido tienes que ser un poco conservador. A nadie le gusta un jamón seco.

El loncheado

Sin duda, este es uno de los momentos más importantes, ya podemos empezar a cortar lonchas. Para ello, ten en cuenta que la dirección te la va a marcar siempre el propio jamón. Debes seguir la línea desde la pezuña hasta la punta para cortar la grasa de forma correcta y que salgan esas ricas y sabrosas lonchas.

Consejos para cuando te encuentres los huesos

Seguro que te vendrán bien algunos tips para cuando al cortar con el cuchillo te encuentres un hueso. Hablamos de ello a continuación:

  • Hueso de la cadera: será el primero con el que te topes. Debes rodearlo con un cuchillo bien afilado para poder aprovechar al máximo el producto que haya alrededor.
  • Hueso de la rótula: también podrás rodearlos para sacar lonchas finas de alrededor, es importante que no roces mucho tu cuchillo con ellos, ya que puede que le estropees el filo.haz clic en esta imagen para suscribirte a la newsletter de Carrasco Ibéricos y recibir un código descuento del 5%

Consejos de conservación del jamón

Si quieres que tu pata de jamón te dure el máximo tiempo en las mejores condiciones no te pierdas los consejos que te vamos a dar ahora.

El calor: el peor enemigo

Intenta tener tu pieza en una zona que esté fresca en tu casa, ya que por el calor puede empezar a secarse y entonces te durará mucho menos tiempo. Por supuesto, es fundamental que en el lugar que lo tengas no le dé el sol.

No uses grasa para cubrirlo

Es una costumbre bastante común, pero no es buena, los trozos de grasa antiguos pueden aportar aromas y sabores un poco rancios a tu jamón. Utiliza un trapo limpio que no suelte pelo, a poder ser de microfibra para que la pieza se conserve de forma perfecta.

Ahora que ya hemos respondido a la pregunta de: cómo empezar a cortar un jamón ibérico y sabes todos los pasos que tienes que hacer para conseguir unas lonchas perfectas lo único que falta es empezar a disfrutar y compartir este producto con tus familiares o amigos. Te recomendamos que entres en nuestra tienda online para echar un vistazo a todos los productos con los que contamos. Te esperamos.

cómo empezar a cortar un jamón ibérico

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda